Educación para lactantes en Punta Arenas

Sala Cuna Semillita bebe dentro de una cuna

Cómo nacimos

Nuestro establecimiento, Sala Cuna Semillita, abrió sus puertas a la comunidad de la ciudad de Punta Arenas el 21 de marzo del año 2001 desde las 08:00 hasta las 19:00 horas en José Menéndez 1047.

Contábamos con 5 lactantes de distintas empresas cercanas al establecimiento, dos educadoras de párvulos estaban a cargo en jornadas distintas, así como 3 técnicos en atención de párvulos.

Cuando la sala cuna comenzó a funcionar, el país estaba estremecido con el fallecimiento de un lactante en un establecimiento de la ciudad de Santiago: una cinta adhesiva en su boca fue puesta para acallar su llanto. Aquel acontecimiento hizo dudar de las cualidades de las salas cunas, poniendo en tela de juicio la capacitación del personal a cargo de estos menores.
​Muchas madres daban a conocer sus temores de colocar a sus bebés en un lugar con personas extrañas, pensando que cualquier berrinche de sus pequeños podría ser controlado de una forma incorrecta, lo que generaría consecuencias fatales.

Además de estos acontecimientos relacionados con el trato de los lactantes, también se apreciaba que el trabajo con menores de estas edades era solamente asistencial. Los padres de cierta forma se conformaban con el cuidado básico de sus pequeños(as).

En Sala Cuna Semillita cambiamos la forma de trabajar con lactantes. Fuimos la primera sala cuna en implementar nivel intermedio, comprendiendo que las características de estos deambuladores son riesgosas tanto para los más pequeños como para ellos mismos. Se necesitaban otras actividades, otras formas de trabajo con ellos y otra sala en la cual estuviesen con sus pares de similares características motrices.

Otra de las características de nuestra Sala Cuna Semillita es que siempre investigamos acerca de nuevas estrategias para la incorporación de aprendizajes. Buscamos materiales en desuso para reutilizarlos de forma creativa, de aquella forma llamamos más la atención de los niños.

Estamos en constante evaluación y autoevaluación de nuestro servicio de educación para lactantes. Realizamos un trabajo a conciencia, teniendo presente que nuestros pequeños poseen grandes capacidades neuronales, por lo que debemos aprovechar cada momento con ellos.

Teniendo presente que la evolución del “niño(a)” actual cambia constantemente, no podemos comparar este término con el utilizado en el siglo XV o con los mismos lactantes que éramos nosotros(as) en la década de los setenta. Debemos ser precavidos y cambiar continuamente nuestra forma de trabajo para satisfacer a los nuevos pequeños(as); de aquella forma, siempre estaremos vigentes.

Los grandes hombres y mujeres del futuro necesitan una base segura, con aprendizajes significativos en un lugar donde el amor sea el cimiento y puedan ser partícipes de sus logros.

Apueste por nosotros. Nuestro compromiso con la formación de los lactantes es integral. Lo esperamos en la comuna de Punta Arenas.

Para mayor información, llámenos al teléfono:
61 271 0853